Para cada Junta de Inversión en la fuerza laboral local, un funcionario electo en jefe como, por ejemplo, un comisionado del condado o el alcalde de una ciudad líder nombra miembros para sentarse en la Junta. Estas posiciones no son pagadas. Al menos el 50% de los miembros de la Junta deben proceder de empresas privadas. Asimismo, hay asientos separados para representantes de sindicatos laborales y entidades educativos tales como colegios comunitarios. Más allá de estas pautas fundamentales, cuantiosos aspectos de cómo operan una Junta individual es variable.

La función primordial de la Junta es dirigir los fondos estatales, federales y locales a los programas de desarrollo de la fuerza laboral. Las Juntas hacen y divulgan indagaciones sobre estos programas y las necesidades de la economía en su región.

Dios les bendiga

El Intelectual Informativo 2018©

Anuncios