Para la década de 1930, el escenario político de Puerto Rico había cambiado; el único partido que pedir activamente la independencia fue el Partido Nacionalista Puertorriqueño[i]. El presidente de este organismo, el Lcdo. Pedro Albizu Campos[ii] en ocasiones se reunía con Muñoz Marín. Quedó conmovido por los elementos de los argumentos del Lcdo. Albizu Campos, no obstante, sus estilos para alcanzar la autonomía y los cambios sociales eran distintos.

A inicios del vigésimo centenario en 1938, el Lcdo. Antonio Rafael Barceló y Martínez[iii] dejó la Coalición, que en ese momento se habría debilitado y trabajó para constituir un nuevo movimiento de independencia. Barceló y Martínez adopto diversas de las ideas de Muñoz Marín sobre los cambios sociales y económicas y autonomía, utilizándolas para conformar la ideología del Partido Liberal de Puerto Rico[iv]. Muñoz Marín se alió al Partido Liberal y dirigió La Democracia, que se había convertido en el rotativo oficial de la organización. Había determinado convertirse en un político para lograr los cambios. En los discursos, dialogo sobre las maneras de facilitar mayor tierra, hospitales, alimentos y escuelas al público en general.

Notas

[i]Para mayor alusión acceder a http://bibliotecadigital.uprrp.edu/cdm/search/searchterm/Partido%20Nacionalista%20(P.R.)/mode/exact.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/albizu.htm.

[iii] Para mayor referencia acceder a http://www.fajardopr.org/web/inicio/94-personalidades?start=1.

[iv] Para mayor alusión acceder a https://aquiestapuertorico.com/el-partido-liberal-puertorriqueno/.

Dios les bendiga

Hombres y mujeres ilustres 2018©

Anuncios