Los pájaros cantores, que se comen como manjares en cuantiosas sociedades, podrían ser kosher en hipótesis, no obstante, se consumen en hogares kosher, ya que no hay costumbre de que se consuman como tales. Se conoce que las palomas son kosher en función de su estado aceptable como ofrendas de sacrificios en el Templo de Jerusalén.

La Unión Ortodoxa[i] de América considera que ni el pavo real ni el gallinero de Guinea son aves kosher, ya que no ha conseguido el testimonio de expertos sobre la permisibilidad de ninguna de estas aves. En el caso de los cisnes, no existe una costumbre clara de consumirlos.

El rabí Chaim Loke es en la actualidad es el especialista de la Unión Ortodoxa en especies de aves kosher.

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a https://www.ou.org/.

Dios les bendiga

Teología Cristiana 2018©