Es la rama de la microeconomía que vincula las predilecciones con los desembolsos y las curvas de demanda del consumidor[i]. Es la manera en que se maximizan el provecho de su dependiente conforme a lo medido por sus predilecciones, sujeto a restricciones en sus desembolsos, maximizando el beneficio sujeto a una limitación presupuestaria del consumidor.

El consumo se aparta de la producción, racionalmente, porque están implicados dos agentes de economía diferentes. En el primer caso por la persona individual mientras el segundo un productor podría hacer algo que el mismo no consumiría. Por tanto, están envueltas diversas motivaciones y capacidades. Los modelos que forman esta teoría se usan para representan patrones de demanda observables de manera prospectiva para un cliente individual sobre la suposición de la optimización limitada. Las variantes relevantes usadas para explicar la tasa a la que se compra el bien son el precio por unidad de ese bien, los precios de los bienes vinculados y la riqueza del cliente.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.zonaeconomica.com/teoria-utilidad-demanda/demanda.

Dios les bendiga

Microeconomía 2018©