Típicamente las aletas han sido interpretadas como alusiones a aletas translúcidas. La Mishná declara que los peces con escamas igualmente tendrán fines, no obstante, que lo opuesto no siempre es cierto. Para el último caso el Talmud afirma que los peces que son ritualmente puros poseen una columna vertebral distinta y una cara chata, entretanto los peces impuros no poseen columnas espinales y poseen cabezas puntiagudas, que definirían a los tiburones y el esturión y peces relacionados a ambos como impuros. En el décimo noveno centenario[i] el eminente rabino y reformador del antes citado siglo, Aaron Chorin[ii], no obstante, manifestó que el esturión era ritualmente limpio, por tanto, permitido para su consumo. Muchos rabinos conservadores ahora miran estos peces propiamente como permitidos entretanto los ortodoxos no. La interrogante sobre el esturión es propiamente significativa ya que la mayor parte del caviar consta de huevos de esturión y, por tanto, no podría ser kosher si el esturión no lo es. El caviar procedente del esturión no es comido por ciertos judíos observantes de kosher porque si el esturión posee escamas ganoides, en lugar de las citoides y cicloides comúnmente. Existe un caviar kosher hecho en algas marinas.  Las huevas de salmón asimismo son permitidas.

Notas

[i] Este siglo comprendió entre 1801 y 1900.

[ii] Para mayor alusión acceder a https://www.jewishvirtuallibrary.org/chorin-aaron.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©