Un incremento en el valor monetario nominal lleva a un valor de dinero mayor real en cada nivel de precios. En el mercado de activos, el descenso en las tasas de interés incita a mantener al público balances reales más altos. Alienta la demanda agregada y por tanto incrementa el nivel de equilibrio entre ingresos y gastos. Por lo tanto, como podemos mirar el gráfico, la curva de demanda agregada se desplaza hacia la derecha en caso de una expansión monetaria.

Dios les bendiga
Macroeconomía 2018©