Debido a otras dolencias, el sitiado de Túnez fue dejado el 30 de octubre por una alianza con el Sultán. En este convenio, los cristianos se hicieron con el comercio libre con Túnez y se respaldó el domicilio de los frailes y clérigos en la ciudad. Posterior de enterarse del deceso de Luis y de la retirada de los cruzados de Túnez, el sultán Baibars de Egipto anuló su plan de mandar tropas egipcias para combatir contra Luis en Túnez. El acuerdo fue provechoso para Carlos de Anjou, que obtuvo una compensación de guerra de un tercio de los tunecinos y se ofreció que los refugiados en el sultanato serían echados.

El príncipe Eduardo de Inglaterra[i] se presentó con una flota inglesa el día previo a la salida de los cruzados. Los ingleses retornaron a Sicilia con los restantes cruzados, la flota combinada fue gravemente dañada en un temporal en Trapani[ii]. A finales de abril de 1271, los ingleses siguieron a Acre para proseguir a la novena cruzada.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/3378/Eduardo%20I.

[ii] Para mayor mención acceder a http://www.comune.trapani.it/.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©