Como los clérigos egipcios, la India védica y probablemente los persas accedieron la carne de rinocerontes y rumiantes, pese a que las reses fueron descartadas de esto ya que supuestamente eran tabú en el periodo védico de la India, en un paralelismo a la lista israelita, la India védica vetaba explícitamente el que se consumiera camélidos y cerdos domesticados, no obstante, permitían el jabalí y su consumo. No obstante, contrario a las reglas bíblicas, la India védica aprobaba el consumo de la liebre y el puercoespín, sin embargo, Harran[i] no y era aún más semejante a las reglas israelitas, aprobando que todos los rumiantes, no obstante, no de otras tierras, bestias, y prohibiendo expresamente la carne de los camellos

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.britannica.com/place/Harran.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©