En una pretensión de ayudar a reconocer animales de imagen confusa, el Talmud de forma semejante a la Historia Animalium[i] precedente a Aristóteles[ii], arguyo que los animales sin dientes superiores siempre mascaban el barro y poseían los cascos partidos por tanto ritualmente limpios, y que ninguna bestia con dientes superiores lo haría; el Talmud hace una exclusión para el camello[iii], pese a que de que las calaveras poseen claramente la parte superior delantera y trasera de los dientes. El Talmud asimismo arguye que la carne de las patas de los animales limpios podría desgarrarse tanto longitudinalmente como trasversalmente, a diferencia de la de los animales inmundos. Lo que ayuda a reconocer        el estado de la carne de origen incierto.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.lib.cam.ac.uk/deptserv/rarebooks/gesner.html.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/9055/Aristoteles.

[iii] Que al igual que otros rumiantes ungulados pares, supuestamente no posee dientes superiores pese a algunas citas.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©

Anuncios