Los textos deuteronómicos no aluden más animales terrestres como limpias o inmundas, lo que supuestamente propone que el estado de los animales terrestres restantes se podría extrapolar de las normas dadas. Opuesto a las reglas levíticas más adelante prosiguen añadiendo que todos los cuadrúpedos con patas deben considerarse ritualmente inmundos, algo que los textos deuteronómicos no manifiestan expresamente, los únicos animales de cuatro patas son los carnívoros entiéndase gatos, hienas, leones, lobos, osos y etcétera, y todos ellos caen bajo esta descripción.

Los textos levíticos incluyen todos los animales terrestres grandes que residen con naturalidad en Canaán, salvo los primates[i] y los equinos[ii] que no se aluden en Levítico como ritualmente limpios o inmundos, pese a que su envergadura en la guerra, la sociedad y su alusión en otras partes de Levítico.

Notas

[i] Para mayores acepciones acceder a http://dle.rae.es/?id=UAVYZcl.

[ii] Tales como los caballos, cebras y etcétera.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©

Anuncios