Levítico 11:3-8[i] y Deuteronomio 14:4-8[ii] brindan el mismo grupo general de reglas para reconocer qué animales terrestres[iii] son ritualmente limpios. Conforme con estos, todo lo que “rumia” y posee pezuña totalmente dividida está ritualmente limpio, no obstante, aquellos animales que solamente rumean o solamente poseen pezuñas hendida son inmundos.

Ambos escritos enlistan expresamente cuatro animales como ritualmente impuros:

  • El camello, para mascar el bolo sin que sus pezuñas se dividan.
  • El hyrax[iv], para mascar el bolo sin poseer pezuña hendida[v].
  • La liebre para mascar el bolo alimenticio sin poseer pezuña hendida.
  • El cerdo, por poseer pezuñas sin mascar el barro.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.biblegateway.com/passage/?search=Lev%C3%ADtico+11%3A3-8&version=RVR1960.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.biblegateway.com/passage/?search=Deuteronomio+14%3A4-8&version=RVR1960.

[iii] en hebreo: בהמות Behemoth.

[iv] Para mayor referencia acceder a https://www.britannica.com/animal/hyrax.

[v]  (El término hebreo para este animal – שפן shaphan – ha sido traducido por versiones inglesas más antiguas de la Biblia como coney; la existencia del hyrax no era conocida por los primeros traductores de inglés. El coney era un animal exclusivamente europeo, no presente en Canaán , mientras que el libro de los Proverbios describió al huérfano como vivo en las rocas [4] como el hyrax, pero a diferencia del conejito).

Dios les bendiga

Teología Cristiana 2018©