Ha habido pretensiones de facilitar apoyo experimental para el criterio de que las leyes alimenticias judías poseen un provecho o propósito salubrista general, uno de los primeros fue de Maimónides en su Guía para perplejos[i]. David Israel Macht un judío ortodoxo y defensor de la teoría de la previsión científica bíblica hizo experimentos del nivel toxico en cuantiosos animales y peces en 1953. El experimento de Macht incluye que las plantas Lupinus[ii] recibían extracto de carne de diversos animales; Macht informó que en el 100% de los casos, los extractos de carne ritualmente impura inhibían el crecimiento de la plántula más que la de las carnes ritualmente limpias. Al mismo tiempo, estas explicaciones son controvertidas. El erudito Lester Lee Grabbe[iii], escribiendo en el Oxford Bible Commentary sobre Leviticus, dice que “una explicación ahora casi universalmente rechazada es que las leyes en esta sección tienen como base la higiene. Aunque algunas de las leyes de la pureza ritual corresponden aproximadamente a las ideas modernas de limpieza física, muchas de ellas tienen poco que ver con la higiene. Por ejemplo, no hay evidencia de que los animales “inmundos” sean intrínsecamente malos para comer o que se eviten en un clima mediterráneo, como a veces se afirma “.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.wdl.org/es/item/3963/.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.guiadejardineria.com/el-altramuz-o-lupino-cultivo-y-cuidados/.También conocida como altramuz, chocho, lupín, lupino o tremosos.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://www.bloomsbury.com/author/lester-l-grabbe.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©