La pendiente de la curva DA revela la medida en que los balances reales cambian el nivel de gasto equilibrado, poseyendo en cuenta tanto los activos como los mercados de bienes. Un incremento en los balances reales lleva a un acrecentamiento mayor en las entradas y pagos en equilibrio, menor será la amplitud de contestar los intereses de la demanda de inversión. Un incremento en los balances reales lleva a un nivel superior de entradas y pagos, mayor es el valor del multiplicador y menor es la contestación de la demanda de dinero.

Esto conlleva que la curva DA es más plana cuanto menor la cabida de contestación al interés de la demanda de dinero y mayor es la cabida de contestación al interés de la demanda de inversión. Asimismo, la curva DA es más plana, mayor es el multiplicador y mayor es la cabida de contestación de la demanda de dinero.

Dios les bendiga

Macroeconomía 2018©

Anuncios