El revés de la Séptima Cruzada procreó diversas contestaciones poéticas de los trovadores occitanos. Austorc d’Aorthac componiendo poco después de la Cruzada, se asombró de que Dios permitiese la derrota de Luis IX, no obstante, no le asombró que ciertos cristianos se convirtieran en islamitas.

En un poema levemente posterior, “D’un sirvientes m’es gran voluntadz preza”, Bernart de Rovenac ataca tanto a Jaime I de Aragón[i] y Enrique III de Inglaterra[ii] por desatender la defensa de “sus feudos” que los reyes conquistaron a Siria había poseído. El “rey que conquistó Siria” es una alusión burlona a Luis IX, que todavía se encontraba en Siria cuando de Rovenrac redactaba, posiblemente con la esperanza de que los monarcas aragonés e inglés se aprovecharon de la ausencia del monarca francés.

Bertran d’Alamanon censuró la desatención de Charles I de Anjou[iii] de Provenza favoreciendo la cruzada. Redactó una de sus últimas obras, que lamenta el decaimiento de la cristiandad allende de los mares entre la séptima y octava cruzadas entre los años 1248 y 1270 en el décimo tercer centenario.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.cervantesvirtual.com/bib/historia/monarquia/jaime_i.shtml.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.ecured.cu/Enrique_III_de_Inglaterra.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://www.britannica.com/biography/Charles-I-king-of-Naples-and-Sicily.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©