Luis realizó un acuerdo con los mamelucos, que en aquel momento eran enemigos del sultán de Damasco y desde su nueva base en Acre empezó a construir nuevamente las otras ciudades cruzadas, especialmente Jaffa y Sidón[i]. Pese a que el Reino de Chipre demandó el control de allí, Luis era el gobernante de facto. En 1254 el dinero de Luis se terminó y su presencia era de mayor necesidad en Francia, donde la regente que a su vez era su madre Blanca de Castilla[ii] había recientemente fallecido. Antes de partir, fundó un regimiento francés en Acre[iii] posterior a la derrota de Jerusalén a costa de la corona francesa; se mantuvo allí hasta 1291 cuando Acre cayó. Su cruzada fue un fracaso, pero fue considerado santo por muchos, y su fama le dio una autoridad aún mayor en Europa que el Sacro Emperador Romano. En 1270 intentó otra cruzada, aunque también terminaría en fracaso.

La historia de la Séptima Cruzada fue escrita por Jean de Joinville[iv], que también participó, Matthew Paris[v] y muchos historiadores musulmanes.

Notas

[i] También conocido como Saida.

[ii] Para mayor alusión acceder a https://www.britannica.com/biography/Blanche-of-Castile-wife-of-Louis-VIII.

[iii] Fungió como la capital del Reino de Jerusalén.

[iv] Para mayor alusión acceder a http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=jean-de-joinville.

[v] Para mayor mención acceder a https://www.britannica.com/biography/Matthew-Paris.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©