El judaísmo jasídico[i] profesa que la vida diaria está empapada de canales que se enlaza con la Divinidad, cuya estimulación se considera que asiste a la Divina Presencia a ser llevada al mundo físico. El jasidismo arguye que las leyes alimenticias guardan relación con la manera en la cual los canales, nombrado chispas de santidad, interactúan con diversos animales. Estas chispas de santidad se libran siempre qué un judío manipula cualquier objeto por una sagrada razón que podría incluir el ingerir alimentos, no obstante, no todos los productos animales son capaces de librar sus chispas de santidad. La argumentación jasídica es que los animales están infundidos de signos que declaran la liberación de estas chispas y los signos se manifiestan en la categorización bíblica de ritualmente limpio o ritualmente impuro.

Conforme a Gordon J. Wenham[ii] el objetivo del cashrut era asistir a los judíos al mantenimiento de una existencia diferente y separada de otros países el dice “que el efecto de las leyes era evitar la socialización y los matrimonios mixtos con no judíos, impidiendo que la identidad judía se diluyera.” Wenham arguyó que dado que el impacto de las leyes alimenticias era un tema público, esto habría incrementado el apego judío a ellos como un recordatorio de su diferente estatus como judíos.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/562316.

[ii] Para mayor mención acceder a https://biologos.org/author/Gordon-J-Wenham. Es un sabio del Antiguo Testamento y escritor británico.

Dios les bendiga

Teología Cristiana 2018©

Anuncios