En el texto, Jung ordenó a los individuos en tipos primarios de funciones psicológicas. Jung sugirió la presencia de un dúo de funciones cognitivas dicotómicas iguales:

  • Función racional: que consta de razonar y sentir
  • Función irracional: que consta de instinto y sensación

Jung pasó a proponer que estas funciones se manifiestan en una manera retraída (introvertida) y sociable (extravertida). Conforme a Jung la “psique”[i] es un instrumento para aclimatación y orientación, que estriba en una serie de diversas funciones psíquicas. Entre esos, diferencia cuatro funciones fundamentales:

  • Función pensante: función de la cognición intelectual; el establecimiento de conclusiones lógicas.
  • Intuición: apreciación de los procesos en el fondo; como, por ejemplo, impulsos inconscientes y motivaciones de otros individuos.
  • Sensación: apreciación mediante el prendimiento inmediato de la relación visible el sujeto y objeto.
  • Sentimiento: función de la estimación subjetivo, pensamiento orientado al valor.

Las funciones de pensar y sentir son racionales, entretanto que la sensación y la intuición son irracionales. Conforme a Jung, la racionalidad consta en acciones con razón, pensamientos simbólicos, sentimientos, un punto de vista con base en el valor objetivo, que se establece por la experiencia práctica. La irracionalidad no posee base en la razón. Jung apunta que los hechos básicos asimismo son no racionales, no porque no posean lógica sino porque como raciocinios, no son juicios.

Notas

[i] El alma.

Psicología 2018©