Es un valor cuyos pagos de ingresos y, por tanto, el valor se procede y se garantizan o respaldan por medio un grupo específico de activos inferiores. El grupo de activos suele ser un conjunto de activos reducidos e líquidos que no podrían ser vendidos individualmente. La agrupación de los activos en instrumentos financieros permite su venta a inversionistas generales, un proceso denominado titularización y permite que el peligro de invertir en los activos inferiores se varíe porque cada seguridad representará una parte del valor total del grupo variado de activos inferiores bienes. Los conjuntos de activos inferiores podrían incluir pagos comunes de tarjetas de crédito, préstamos de autos e hipotecarios, flujos de efectivo esotéricos procedentes de alquiler de aviones y retribución de regalías e ingresos por películas.

Finanzas 2018©