Juan acompaño a Federico al continente, no obstante, Federico no fue bien recibido allí; uno de sus pocos partidarios fue Bailan, Señor de Sidón, que había refugiados a los cruzados el año previo y al momento actuaba como embajador de los ayubí. El fallecimiento de al-Mu’azzam rechazó al acuerdo sugerido con al-Kamil quien unido a su hermano al-Ashraf[i] habían tomado posesión de Damasco tal como de Jerusalén de su sobrino el vástago de al-Mu’azzam, an-Nasir Dawud[ii]. No obstante, al-Kamil supuestamente no conocía el tamaño reducido de la milicia de Federico, ni las divisiones dentro del mismo provocadas por su excomunión y aspiraba a eludir defender sus territorios con otra cruzada. La presencia de Federico solamente fue bastante para recobrar Jerusalén, Belén, Nazaret y una serie de castillos circundantes sin luchar; estos fueron recobrados en febrero de 1229, a cambio de una tregua de diez años con los ayubí y el libre culto para los residentes musulmanes de Jerusalén.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.britannica.com/biography/al-Ashraf-Salah-ad-Din-Khalil.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.revolvy.com/main/index.php?s=An-Nasir%20Dawud&item_type=topic.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©

Anuncios