En ocasiones, la hipótesis de inspiración ha obtenido críticas por poseer tendencia hacia una hipótesis del dictado de la inspiración donde Dios habla y un ente humano registra sus palabras. El sabio del Nuevo Testamento y teólogo influyente galés Charles Harold Dodd redactó “La teoría que se describe como una ‘inspiración verbal’ es bastante precisa. Sostiene que todo el corpus de la Escritura consiste en escritos, cada palabra de la cual (presumiblemente en los autógrafos originales, para siempre inaccesibles para nosotros) fue directamente “dictada” por la Deidad … En consecuencia, transmiten la verdad absoluta sin rastros de error o relatividad … No se hará ningún intento aquí para formular una definición alternativa de inspiración … Creo que es un método falso. De hecho, no hay dudas sobre las implicaciones originales del término: para el pensamiento religioso primitivo, la persona “inspirada” estaba bajo el control de una influencia sobrenatural que inhibía el uso de sus facultades normales”.

Los escritores Hayne P. Griffin Jr. y Thomas D. Lea en su libro “New American Commentary”[i] escribieron “[n] o evangélicos respetados mantienen que Dios dictó las palabras de la Escritura”. La postura evangélica ha sido criticada como circular por no cristianos y también por cristianos como los autores católicos y ortodoxos, que aceptan la doctrina de la inspiración bíblica, no obstante, rechazan los argumentos protestantes a favor de ella. Estos críticos afirman que la Biblia solo puede usarse para probar doctrinas de inspiración bíblica si se supone que la doctrina comienza con eso. Algunos defensores de la doctrina evangélica como BB Warfield y Charles Hodge, sin embargo, se alejaron de tales argumentos circulares y “se comprometieron con la legitimidad de la verificación externa” para probar inductivamente la doctrina, aunque pusieron algunas restricciones sobre las evidencias eso podría ser considerado. [29] Otros como Cornelius Van Til, Gordon Clark y John Frame han aceptado la circularidad como algo inevitable en los supuestos últimos de cualquier sistema y, en cambio, buscan demostrar la validez de su posición mediante argumentos trascendentales relacionados con la coherencia.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.christianbook.com/2-timothy-titus-new-american-commentary/thomas-lea/9780805401349/pd/01342.

En la próxima entrega de la serie esperen los puntos de vista de Cristiano modernista y el neo-ortodoxo.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©