Conforme al clérigo de la Iglesia anglicana escritor y educador indio Frederic William Farrar[i] y el monje, el sacerdote alemán Martín Lutero[ii] “sostuvo que no fueron dictados por el Espíritu Santo, sino que su iluminación produjo en las mentes de sus escritores el conocimiento de la salvación, de modo que la verdad divina se había expresado en forma humana, y el conocimiento de Dios se había vuelto posesión personal del hombre. La escritura real era un acto humano no un acto sobrenatural “. El pastor, reformador y teólogo francés John Calvin[iii] asimismo rehusó el dictado verbal.

 

Pese a que Lutero no pensó que Dios redactó físicamente las Santas Escrituras, manifestó que “Él [el cristiano piadoso] no debería dudar de que, por muy simples que parezcan [las Escrituras], estas son las palabras, los hechos, los juicios y la historia de la Biblia. alta majestad y sabiduría de Dios “.

La doctrina de solo Scripture fue una de las enseñanzas centrales durante la Reforma Protestante. Enseña que la Biblia es la autoridad final para asuntos morales, espirituales y para algunos civiles. Como dijo Lutero: “La verdadera regla es esta: la Palabra de Dios establecerá los artículos de fe, y nadie más, ni siquiera un ángel puede hacerlo”.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.victorianweb.org/espanol/autores/farrar/bio.html.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/lutero.htm.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://www.biography.com/people/john-calvin-9235788.

En la próxima entrega esperen el punto de vista protestante evangélico.

Dios les bendiga

Teología cristiana 2018©

Anuncios