Durante los posteriores centenarios, el Reino de Jerusalén se agarró a la vida como un reducido reino que abrazada la costa siria. Su capital se cambió a Acre y dominó gran parte de la costa del moderno Israel y el sur y centro del Líbano, incluidas las fortalezas y ciudades de Jaffa y Arsuf y Cesárea, Tiro, Sidón y Beirut. En el mejor de las situaciones incluía solamente ciertas otras ciudades importantes, como Ascalón y ciertas fortalezas internas, así también, la independencia sobre Trípoli y Antioquía. El nuevo monarca Henry de Champagne, falleció accidentalmente en 1197 e Isabel se matrimonio por cuarta ocasión con el hermano de Guy, Aimerico de Chipre[i]. Aimerico ya había heredado Chipre de su hermano y habría sido coronado rey por el vástago de Federico Barbarroja, el emperador Enrique VI[ii]. Henry lideró una cruzada en 1197, no obstante, falleció en el camino. No obstante, sus milicias recobraron Beirut y Sidón para el reino antes de retornar a casa en 1198. Una tregua de cinco años fue concluida con los ayubí en 1198.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.defenderofjerusalem.com/aimery-i.html.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/e/enrique_vi_inglaterra.htm.

En la próxima entrega de la serie continuaremos bajo ella.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©