El gobierno no fue culpable de eso, los funcionarios de este fueron designados y removidos solamente por Franco. Tampoco poseía poder de sobre los desembolsos del gobierno.

El propio Franco rehusó cualquier filiación a la democracia liberal. En cambio, concibió su estructura como un ideario solvente de unidad del país entre clases sociales y territorios. Los fiscales eran miembros de oficio, designados por el Jefe de Estado o seleccionados por organismos empresariales y hasta 1967 no materializaron la manera de seleccionar una tercera familia.

Dos representantes familiares de cada región, seleccionados por los que aparecen en las jefaturas electorales y las mujeres casadas en la manera constituida por la legislación (la mayoría fue establecida, con diferentes efectos dependiendo de la situación familiar – para hombres a los 21 años y para mujeres 25.6 en el referéndum, pero tenía el derecho de votar a todos los hombres y mujeres de la Nación durante más de veinte años).

Los comicios fueron celebrados en julio para ocultar esa parte de los delegados en las Cortes en 1967 y 1971.

Las Cortes tuvieron cuatro presidente en 34 años entre 1943 y 1977 los cuales fueron Esteban de Bilbao Eguía (1943-1965), Antonio Iturmendi Bañales (1965-1969), Alejandro Rodríguez de Valcárcel (1969-1975)  y Torcuato Fernández Miranda (1975-1977) todos en representando al Movimiento Nacional.

Dios les bendiga

Política de 2018©