Durante los meses siguientes, Saladino aventajó con facilidad todo el reino. Solamente el puerto de Tiro quedó en manos de los francos, defendido por el tío paterno de Balduino V, Conrado de Monferrato[i] que imprevistamente había arribado justo a tiempo de Constantinopla. La caída de Jerusalén fundamentalmente finalizó el primer Reino de Jerusalén. La mayor parte de la demografía, colmada de cobijados que huían de la ocupación del territorio circundante por parte de Saladino, pudo huir a Tiro, Trípoli o Egipto de donde fueron devueltos a Europa, no obstante, aquellos que no pudieron pagar su libertad fueron vendidos como esclavos, y los que pudieron fueron robados en ocasiones por cristianos y musulmanes en su ruta al destierro. La captura de la metrópoli llevó a la Tercera Cruzada[ii] en 1189 Ricardo I de Inglaterra[iii], Felipe II de Francia[iv]y Federico I Barbaroja[v], pese a que Barbaroja se ahogó en el camino.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.ecured.cu/Conrado_de_Montferrato.

[ii] Para mayor mención acceder a http://www.historialuniversal.com/2010/04/tercera-cruzada-de-los-reyes-jerusalen.html.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/r/ricardo_i.htm. Conocido también como Ricardo Corazón de León.

[iv] Para mayor alusión acceder a https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/8941/Felipe%20II%20de%20Francia. También conocido como Felipe Augusto.

[v] Para mayor mención acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/federico_i.htm.

En la próxima entrega esperen la continuación de esta serie,

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©

Anuncios