A finales de 1181, Reinaldo de Châtillon entró en Arabia, con curso hacia Medina[i]  pese a que no llegó lejos. Posiblemente fue por este periodo que Reinaldo asimismo atacó una caravana musulmana. El reinado poseía una tregua con Saladino en ese tiempo y las acciones de Reinaldo han sido observadas como una acción independiente de bandidaje, es probable que pretendía eludir que Saladino moviera sus fuerzas hacia el norte para tomar el control de Alepo, lo que habría fortificando la posición de Saladino. En contestación, Saladino atacó el reino en 1182, sin embargo, fue vencido en el Castillo de Belvoir[ii]. El rey Balduino, no obstante, suficiente enfermo, todavía era capaz de comandar personalmente la milicia. Saladino procuró sitiar Beirut por mar y tierra y Balduino asaltó Damasceno, no obstante, ninguno de ambos bandos ocasionó significativos daños. En diciembre 1182, Reinaldo arrojó una expedición naval en el Mar Rojo, que lo llevó al sur como Rabigh[iii]. La expedición fue vencida y dos de los hombres de Reinaldo fueron llevados a La Meca para ser fusilados en público. Asimismo, sus excursiones previas, la expedición de Reinaldo suele tenerse en cuenta con egoísta y en última instancia, fatal para Jerusalén, conforme a Bernard Hamilton[iv] en realidad fue una astuta estrategia, con propósito de menoscabar el prestigio y reputación de Saladino.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.britannica.com/place/Medina-Saudi-Arabia.

[ii] Para mayor mención acceder a http://www.inglaterra.net/el-gran-castillo-de-belvoir/.

[iii] Para mayor referencia acceder a http://manahil.sa/.

[iv] Para mayor alusión acceder a https://www.britannica.com/contributor/Bernard-Hamilton/5693.

En la próxima entrega de la serie continuaremos con la alianza bizantina e Invasión a Egipto.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©

Anuncios