Es la sabiduría de la teología cristiana que los escritores e impresores de la Biblia fueron guiados e influenciados por Dios con la conclusión de que sus escritos podrían nombrarse en algún sentido la palabra de Dios.

Etimología

El término inspiración proviene por medio del latín vulgata y de las traducciones a la lengua inglesa por el Rey Jacobo[i] del vocablo griego “θεοπνευστος” (theopneustos, textualmente inspirada por Dios) que se encuentra en 2 Timoteo 3:16-17[ii].

 

Cuando Jerónimo[iii] el texto griego de la Biblia al idioma de los individuos comunes del Lazio la religión del centro occidental de Italia donde se encuentra la ciudad de Roma, tradujo el griego theopneustos como divinitus inspirata (divinamente inspirado). La expresión “inspiración” se origina del nombre latino inspiratio y del verbo inspirare. Inspirare es una expresión compuesta de la preposición in (dentro de, en) y el verbo spirare (respirar). El significado original de “inspirare” era “soplar” como. por ejemplo, en la frase del poeta romano Ovidio[iv] “conchae […] sonanti inspirare iubet” (“ordena soplar en el caparazón resonante”). En el periodo romano clásico inspirare ya había llegado a significar “respirar profundamente” y aceptó el sentido figurativo de “inculcar” algo en el corazón o en la mente de un individuo. En la teología cristiana, la expresión latina ya fue usada por algunos padres de la Iglesia en los primeros centenarios para traducir el vocablo griego pnéo.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.kingjamesbibleonline.org/. El portal es en inglés.

[ii] “16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

[iii] Para mayor mención acceder a http://es.catholic.net/op/articulos/32104/jernimo-santo.html.

[iv] Parar mayor referencia acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/ovidio.htm.

En la próxima entrega de la serie esperen la continuación sobre la inspiración bíblica.

Dios les bendiga

Teología Cristiana 2018©

Anuncios