Poco después, Felipe de Alsacia[i] arribó a Jerusalén en peregrinaje; el era el primo de Balduino IV, y el monarca le ofreció el gobierno y la dirección de la milicia a los cuales rechazó Felipe pese a que arguyo la designación de Reinaldo como regente. Entonces Felipe pretendió interponerse en los acuerdos para el segundo marido de Sibila y propuso uno de su propio séquito no obstante los barones nativos rehusaron su propuesta. Iguualmente Felipe parecía razonar que podría fraguar un propio territorio en Egipto no obstante rechazó participar en la expedición bizantina que fue planificada para Jerusalén. La expedición fue retrasada y posteriormente cancelada y Felipe fue con su milicia al norte.

Gran parte del ejército de Jerusalén marchó hacia el norte con Felipe, Raimundo III y Bohemundo III para atacar a Hama[ii] y Saladino aprovechó la oportunidad para atacar el reino. Balduino mostró ser un monarca activo y efectivo asimismo de ser un brillante comandante militar; venció a Saladino en la Batalla de Montgisard[iii] en septiembre de 1177 no obstante de ser aventajado en gran número y la dependencia de un dique en masa. Pese a que a la presencia de Balduino a pesar de su afección fue inspiradora Reinaldo tomó decisiones militares directa.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a  http://www.fundacionmedinaceli.org/casaducal/fichaindividuo.aspx?id=5987.

[ii] Para mayor mención acceder a www.ehama.sy.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://arrecaballo.es/edad-media/las-cruzadas/reconquista-musulmana-de-palestina/attachment/batalla-de-montgisard/.

En la próxima entrega esperen la continuación de la alianza bizantina e invasión a Egipto.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©