Las economías tienden a continuar una progresividad de crecimiento que las conduce desde una fuerte vinculación de la agronomía y la minería, hacia el aumento de la fabricación como, por ejemplo, en acero, construcción naval, textiles y vehículos y finalmente hacia una organización más fundamentada en el servicio. Reino Unido fue la primera economía en proseguir este camino en el mundo actual. La rapidez con la que otras economías han cambiado a una fundamentada en servicios ha incrementado con el tiempo.

Históricamente, la producción solía ser más abierta al comercio internacional y la competencia que los servicios. No obstante, con una reducción espeluznante de costos y mejoramiento en la confiabilidad y velocidad del acarreo de individuos y la comunicación de información, el sector de servicios ahora incluye ciertas de las competencias internacionales de mayor intensidad, a pesar del proteccionismo residual.

Dios les bendiga

Economía 2018©