Un gran protector durante el humanismo fue el cardenal Gonzalo Jiménez de Cisneros[i] cuya procedencia modesta con su personalidad y con el hecho de que hizo su mayor esfuerzo en los cambios de las tradiciones sin disciplina de las órdenes religiosas. Razonó que el cambio tenia que ser fruto de un cambio educativo y pese a que no era un sabio era el máximo defensor de los nuevos aprendizajes. A finales del décimo quinto centenario en 1498 estableció la Universidad de Alcalá de Henares[ii] que aventajó en reconocimiento e influencia a todas las restantes exceptuando a la Universidad de Salamanca[iii], su mayor competidora. La orientación de su cambio concordó en parte con los pensamientos de Erasmo[iv] en un momento en el que estos fueron doctrinas en auge en Europa y España.

Durante este periodo fue común un trabajo como el de Pedro Mejía[v] quien reunió información científica miscelánea. Es un ejemplo de la tendencia renacentista hacia el idealismo, debido a la persuasión de que la erudición podría sacarse de los individuos comunes, cuya costumbre pura se razonaba que la conservaba, porque los individuos siempre habían estado cercanos a la naturaleza.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.artehistoria.com/v2/personajes/5559.htm.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.uah.es/es/.

[iii] Para mayor referencia acceder a http://www.usal.es.

[iv] Para mayor alusión acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/e/erasmo.htm.

[v] Para mayor mención acceder a http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=mejia-o-mexia-pedro.

Dios les bendiga

Literatura de España 2018©

Anuncios