Balduino afirmó su independencia conciliando controversias en Antioquía y Trípoli y consiguió apoyo de los hermanos Ibelin cuando iniciaron a contraponerse al creciente poderío de Manases gracias a sus nupcias con la progenitora viuda de los Ibelin, Helvis de Ramla. En 1153 Balduino se proclamó a si mismo como solo gobernante y se logró un convenio por medio el cual la monarquía se dividió en dos con Balduino tomando las ciudades norteñas de Acre y Tiro mientras que Jerusalén y el sur se mantuvo en control de Melisenda. Balduino logró reemplazar a Manases con uno de los partidarios de este, Humphrey II de Torón[i]. Balduino y Melisenda conocían que esta situación era inadmisible. Balduino prontamente conquistó las tenencias de su progenitora, venció a Manases y situó a su progenitora en la Torre de David. Melisenda se sometió y se fue a Nablus, no obstante, la designo su regente y asesora en jefe y ella mantuvo parte de su influencia, principalmente en la designación de funcionarios sacerdotales. Balduino en 1153 arrojó una ofensiva contra Ascalón, la fortaleza en el sur de la cual los ejércitos fatimíes egipcios habían saqueado continuamente Jerusalén desde la fundación del reino. La fortaleza fue capturada y se agregó al condado de Jaffa, todavía en posesión de su hermano Amalric.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://enacademic.com/dic.nsf/enwiki/344397.

En la próxima entrega de la serie esperen el inicio de la serie sobre la alianza bizantina y la conquista de Egipto.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2018©