Debido a que ciertas áreas de la psicología toman origen en métodos de indagaciones tales como cuestionarios y sondeos, los críticos confirmaron que la psicología no es una ciencia objetiva. Los incrédulos han proponen que la personalidad, el pensamiento y la emocional no podrían calcularse directamente y en ocasiones se disminuye a partir de autoinformes subjetivos que podrían ser problemático. Los psicólogos experimentales han pensando una variedad de formas de medir indirectamente estos individuos fenomenológicos evasivos.

Hay divisiones todavía del campo con ciertos psicológicos con mayor orientación a las experiencias únicas en los seres humanos, que no pueden se comprendidos solamente como puntos de datos dentro de una demografía de mayor tamaño. Los críticos en el campo y fuera de este han discutido que la psicología convencional cada vez se ha vuelto más dominada por un “culto al empirismo” que restringe la relevancia de su estudio usando solamente métodos provenientes de las ciencias físicas. Las criticas feministas debido a lo anteriormente mencionado han discutido que las exigencias a la objetividad científica oscurecen los valores y la agenda de los indagadores mayormente hombres en la historia del campo. Por ejemplo, Jean Grimshaw[i] razonó que la indagación psicológica convencional ha progresado una agenda patriarcal por medio de sus esfuerzos para controlar el comportamiento.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.legacy.com/obituaries/sbsun/obituary.aspx?pid=185242049.

Dios les bendiga

Psicología 2017©

Anuncios