A principios del cuarto centenario que abarcó entre 301 y 400 el emperador Constantino[i] hizo a Constantinopla[ii] la capital del imperio romano del este y convirtió el cristianismo la oficial religión. La madre de Constantino, Helena de Constantinopla[iii] realizó una peregrinación entre 326 y 328 a Jerusalén y dirigió la edificación de la Iglesia de la Natividad[iv] en Belén[v], la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén y otras iglesias claves que todavía existen en la actualidad. Jerusalén se convirtió en un ciudad cristiana y renombrada a Aelia Capitolina. A los judíos todavía no les era permitida la entrada a la ciudad, no obstante, a los templos si, y es en este tiempo cuando el Muro de las Lamentaciones superviviente del templo se tornó sagrado para el judaísmo.

Entre 351 y 352 reventó otra rebelión judía en Galilea contra un gobernante romano corrupto. Juliano “el apostata”[vi] el último emperador romano pagano anunció planes de construir nuevamente el Templo judío en 362. En 363 falleció batallando contra los persas y el proyecto fue interrumpido.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.biografiasyvidas.com/monografia/constantino/.

[ii] Para mayor mención acceder a http://ec.aciprensa.com/wiki/Constantinopla.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://sobrehistoria.com/santa-helena-madre-del-cristianismo/. También conocida como Santa Helena.

[iv] Para mayor alusión acceder a https://www.ecured.cu/Iglesia_de_la_Natividad.

[v] Para mayor mención acceder a http://www.lugaresbiblicos.com/belen/.

[vi] Para mayor referencia acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/j/juliano_el_apostata.htm.

En la próxima entrega de la serie esperen el artículo o una serie de estos sobre la regla bizantina en Israel y su historia.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2017©

Anuncios