En 131 el emperador Adriano[i] le cambió el nombre de Jerusalén a Aelia Capitolina y dificó un Templo para Júpiter en el lugar del antiguo templo judío. A los judíos se les vetó de residente en Jerusalén veda que se mantuvo hasta la conquista árabe y la provincia romana, hasta entonces conocida como provincia de Iudaea, paso a conocerse como Palestina y ninguna rebelión condujo a la modificación del nombre de una provincia. Se derivan de esto los nombres Palestine (en inglés) y Filistin (en árabe).

El líder judío Simón Bar Kojba entre 132 y 136 dirigió otra revolución transcendental contra Roma, nuevamente se cambió el nombre del país esta vez a Israel. La rebelión de Bar Kojba provocó posiblemente mayores dilemas a los romanos que la mejor revuelta documentada de los 70. Se negaron los cristianos en participar en la revolución y luego de esto los judíos pensaron al cristianismo como una religión separada. La rebelión finalmente fue comprimida por Adriano propiamente. Mientras de llevaba a cabo la rebelión de Bar Kojba, en una reunión rabínica resolvió que libros podrían considerar como parte de la Biblia hebrea; se excluyeron los apócrifos judíos y los textos cristianos. Como consecuencia, el texto original de ciertos libros hebreos, incluidos se perdieron los libros macabeos, sobrevivieron las traducciones griegas.

Un rabino de este tiempo Simeón bar Yojai[ii] es considerado el escritor del Zohar[iii] el libro básico para el raciocinio cabalístico. No obstante, los estudios modernos piensan que fueron redactados en la España medieval.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/adriano.htm.

[ii] Para mayor mención acceder a http://www.aish.com/h/o/33o/The-Life-of-Rabbi-himon-bar-Yochai.html.

[iii] Para mayor referencia acceder a http://www.zohar.com/.

En la próxima entrega de esta serie esperen el artículo Historia de Israel, luego de la derrota judía.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2017©