A mediados del primer centenario de la era común en 66 los judíos de Judea se rebelaron contra Roma nombrando su nuevo estado como “Israel”. Los eventos fueron explicados líder e historiador judío Josefo incluyendo el asedio de Yodfat, entre 69 y 70 el asedio a Jerusalén y la última resistencia en Masada bajo Eleazar ben Yair[i]  entre 72 y 73.

Josefo consideró que más de un millón de individuos fallecieron en el asedio Jerusalén. El Templo y la mayoría de Jerusalén fue destruida. Durante la revelación judía, la mayor parte de los cristianos en este tiempo un subgrupo del judaísmo, se apartaron de Judea. El movimiento rabínico o fariseo liderado por Johanan ben Zakkai[ii] quien encaró el sacerdocio del templo saduceo, hizo la paz con Roma y sobrevivió. Posterior a la guerra, los judíos continuaron siendo gravados en el Fiscus Judaicus (Hacienda) que usó para sufragar un templo a Júpiter. El arco de Tito[iii] fue construido en Roma el cual se puede mirar hoy todavía.

Las tensiones y las ofensas contra los judíos en el imperio romano completo condujeron a una sublevación judío en masa entre 115 y 117 contra Roma. Judíos en Libia, Egipto, Chipre y Mesopotamia lucharon contra Roma. Este conflicto fue acompañado por masacres a gran escala de ambos lados. Chipre estaba tan despoblada que se importaron nuevos colonos y se prohibió a los judíos vivir allí.

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a http://www.seetheholyland.net/tag/eleazar-ben-yair/.

[ii] Para mayor mención acceder a https://www.britannica.com/biography/Johanan-ben-Zakkai.

[iii] Para mayor referencia acceder a https://www.ecured.cu/Arco_de_Tito.

Dios les bendiga

Lugares Históricos 2017©