Los sabios comúnmente convienen que el asunto de la promesa divina reúne los periodos patriarcales, no obstante, muchos debatirían la eficiencia de tratar de investigar la teología de Génesis continuando un tema general solamente, aludiendo los ciclos de: Abraham, Jacob y José, las fuentes Yahvistas y sacerdotales para alcanzar un estudio de mayor productividad. El dilema arraiga en descubrir la forma de juntar el asunto patriarcal de la divina promesa a las historias de los capítulos 1 al 11 que contienen la historia primitiva. Una solución es mirar las historias patriarcales como consecuencia de la determinación de Dios de no mantenerse alienado del mundo. Entonces Dios funda el universo y la humanidad se rebela y Dios selecciona a Abraham.

Para este básico argumento que deriva del Yahvismo la fuente sacerdotal ha añadido una serie de acuerdos que dividen la historia en periodos cada una de ellas con su “signo distintivo”. El primer pacto[i] entre Dios y todos los seres vivientes y esta marcado por el signo del arco iris, el segundo[ii] es con los descendientes de Abraham (Ismaelitas y otros al igual que los israelitas), y su signo es la circuncisión; y el último, que no aparece hasta el libro de Éxodo, es con Israel solo, y su signo es el sábado. Cada alianza está mediada por un gran líder (Noé, Abraham, Moisés), y en cada etapa Dios se revela progresivamente por su nombre (Elohim con Noé, El Shaddai con Abraham, Yahvé con Moisés).

Notas

[i] Para mayor alusión acceder a https://www.biblegateway.com/passage/?search=Hebreos+9&version=RVR1960.

[ii] Para mayor mención acceder a http://www.bibleinfo.com/es/topics/nuevo-pacto.

En la próxima entrega de la serie esperen el artículo: Génesis, porciones semanales de la Torá de Judaísmo.

Dios les bendiga

Biblia 2017©