Bajo el dominio israelí los miembros de todas las religiones poseen un gran acceso a sus lugares sagrados. Las primordiales excepciones son las limitaciones de seguridad impuestas a algunos árabes en Cisjordania[i] y la Franja de Gaza[ii] de acceder a lugares sagrados debido a su inadmisibilidad a Jerusalén, así como las limitaciones a los judíos para visitar el Monte del Templo debido a las restricciones de motivación política para caminar En la montaña en pequeños grupos, pero se les prohíbe orar o estudiar allí) y los edictos religiosos que prohíben a los judíos de invadir lo que puede ser el sitio del Santo de los Santos. Las preocupaciones se han levantado sobre los ataques posibles en la mezquita de Al-Aqsa después de que un fuego serio estalló en la mezquita en 1969 (comenzado por Denis Michael Rohan, un cristiano fundamentalista australiano encontrado por la corte para ser loco). Los disturbios estallaron después de la apertura de una salida en el Barrio Árabe para el Túnel del Muro Occidental, siguiendo las instrucciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de que el ex primer ministro, Shimon Peres, le había ordenado que fuera suspendido por el bien de la Paz. Diciendo “has esperado más de 1000 años, podrías esperar unos cuantos más”).

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a http://es.catholic.net/op/articulos/2328/cat/98/cisjordania.html.

[ii] Para mayor alusión acceder a https://www.rumboagaza.org/antecedentes/gaza/.

En la próxima entrega de esta serie esperen la tercera parte del Estado de Israel.

Dios les bendiga

Lugares Históricos© 2017