La ciudad nuevamente cayó en manos de los Jorezmitas en el siglo 13 en el año 1244 quienes habían sido desplazados por el avance del Imperio mongol[i]. Como los Jorezmitas se movieron al norte se unieron a los egipcios, bajo el sultán ayubí Al Salih Ayyub[ii]. El reclutó su caballería de los Jorezmitas y dirigió el remanente del Imperio Jorezmita en el Levante mediterráneo, donde él quería organizar una fuerte defensa contra los mongoles. En acuerdo con su meta, el efecto principal de los Jorezmitas fue el sacrificio de la demografía local principalmente en Jerusalén. Ellos invadieron a Jerusalén el 11 de julio de 1244 y la ciudadela de la ciudad la llamada Torre de David se rindió el 23 de agosto. Los Jorezmitas entonces despiadadamente diezmaron la población dejándola únicamente en 2 mil, cristianos y musulmanes continuaban viviendo en Jerusalén. Con este ataque los europeos activaron la séptima cruzada[iii] aunque las nuevas fuerzas del rey francés Luis IX[iv] nunca alcanzaron éxito en Egipto sin hablar de su avance hasta Palestina.

En la continuación de la serie esperen el artículo Edad media, control ayubí

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a https://www.ecured.cu/Imperio_mongol.

[ii] Para mayor alusión acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/malik_al_salih.htm.

[iii] Para mayor mención acceder a http://www.historialuniversal.com/2010/06/septima-cruzada-cristiana.html.

[iv] Para mayor referencia acceder a https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/7179/Luis%20IX%20el%20Santo.

Dios les bendiga

Lugares históricos© 2017