Nadie nunca observó o escuchó de tal sacrificio de los pueblos paganos para las piras funerarias fueron formadas de ellos como pirámides y nadie conocía su número excepto solo Dios. Sin embargo, Raimundo causó el Emir y de otros quienes fueron con él, a ser conducidos a Ascalón[i] enteros e ilesos.

Otras fuentes de testigos oculares “Raymond of Aguilers” reporta que algunos musulmanes sobrevivieron. Posterior al recuento del sacrificio del Monte del Templo el reporta de algunos quienes “tomaron refugio en la Torre de David y peticionaron protección al Conde Raimundo entregó la Torre en sus manos”. Estos musulmanes dejaron al gobernador fatimí para Ascalón. Una versión de esta tradición es también conocida más tarde el historiador musulmán Ali ibn al-Athir[ii] quien cuenta que después Quien cuenta que después de que la ciudad fue tomada y saqueada: “Una banda de musulmanes se encerró en el Oratorio de David (Mihrab Dawud) y luchó durante varios días.

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a http://www.lugaresbiblicos.com/ascalon/.

[ii] Para mayor alusión acceder a https://www.britannica.com/biography/Ibn-al-Athir.

Dios les bendiga

Lugares históricos© 2017

Anuncios