Las primeras necesidades de los Cruzados fueron por asedios y torres de escaleras para escalar las murallas de la ciudad. La guarnición egipcia fatimí había limpiado el área circundante de los árboles. Los Cruzados enviaron a las fiestas a Samaria a obtener maderas y otros materiales. Ellos encontraron 400 piezas de madera preparada suficiente para elaborar dos torres de asedio de 50 pies, un ariete y varias catapultas. Una flota de embarcaciones genovesas comandadas por Guillermo Embriaco[i] había llegado a Jaffa en apoyo a los Cruzados terrestres. Estos recipientes fueron destruidos por los genoveses proveyendo madera y cuerdas adecuadas para equipo de asedio especialmente torres de asedios adicionales.

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a https://books.google.com.pr/books?id=YxpcAAAAQAAJ&dq=Ra+gerusalemme+delivera&hl=it&pg=PA240&redir_esc=y#v=onepage&q=Ghig%C3%A6rmo&f=false.

Dios les bendiga

Lugares históricos© 2017

Anuncios