En 66 era común se rebeló la demografía judía contra el Imperio romano en lo que ahora es conocido como la primera Guerra judeo-romana[i] o Gran Revuelta. Las legiones romanas bajo el futuro emperador Tito[ii] reconquistó y subsecuentemente destruyó gran parte de la ciudad en el 70. También el segundo Templo fue incendiado y todo lo que quedaba fue grandes paredes apoyando la esplanada sobre la cual el Templo había permanecido una porción que se convirtió y conoció como el muro de la Lamentaciones[iii]. El triunfo de Tito fue celebrado por el Arco de Tito[iv] en Roma. Hacia el año 94 era común el fallecimiento de Agripa II, lo cual conllevo a la dinastía Herodiana a un extremo de casi 30 años posterior a la destrucción del Templo. Posterior al final de esta revuelta, los judíos continuaron residiendo en Jerusalén en número significativos y fue permitiendo a la práctica de su religión, solamente si ellos pagando al fiscus judaicus[v].

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a http://www.nationalgeographic.com.es/historia/actualidad/hallan-jerusalen-restos-artilleria-primera-guerra-judeo-romana_10797.

[ii] Para mayor alusión acceder a https://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/tito_flavio.htm.

[iii] Para mayor mención acceder a https://www.ecured.cu/Muro_de_las_Lamentaciones.

[iv] Para mayor referencia acceder a https://www.museumsrome.com/es/obras-maestras-de-los-museos-de-roma/304-el-arco-de-tito-a-roma.html.

[v]Para mayor alusión acceder a https://www.museumsrome.com/es/obras-maestras-de-los-museos-de-roma/304-el-arco-de-tito-a-roma.html.

Dios les bendiga

Lugares históricos© 2017