La constitución establece también que la monarquía es hereditaria siguiendo una “orden regular de primogenitura y representación: la línea anterior precederá a la más antigua; Dentro de la misma línea, un grado más cercano precederá a más distante; Dentro del mismo grado, el macho precederá a la hembra; Y dentro del mismo sexo, los mayores precederán a los más jóvenes”. Esto significa que en la práctica es que la Corona es pasada a los primogénitos quienes podrían haber preferido sobre sus hermanos o primos; mujeres pueden acceder al trono siempre que ellas no tengan sea hermano mayor o menor; y finalmente una orden regular de representación significa que los nietos poseen preferencias sobre los fallecidos padres del Rey, tíos o hermanos. Finalmente, si es posible todos los pedidos legítimos de la primogenitura y representación se han acabado, entonces las Cortes Generales pueden elegir a un sucesor en la manera que mejor se adapte al interés de la nación. El heredero presuntivo o forzoso posee el título de Príncipe o Princesa de Asturias[i]. La actual poseedora de título es la princesa Leonor de Borbón.

Notas

[i] Para mayor referencia acceder a http://historiageneral.com/2011/09/19/los-origenes-del-titulo-de-principe-de-asturias/.

Dios les bendiga

Política de© 2017

Anuncios