En términos prácticos sus obligaciones en su mayoría ceremoniales y provisiones constitucionales son expresadas de tal manera que para hacer claro su rol natural apolítico y neutral estricto. De hecho, los padres de la constitución española[i] utilizaron con cuidado las expresiones “incumbe al rey” en la omisión deliberada de términos como “competencias, facultades y poderes” entonces eliminando cualquier noción de prerrogativas monárquicas en la monarquía dentro de una monarquía constitucional. De esa misma forma el Rey no posee libertades supremas en el ejercicio de sus ya mencionadas funciones todas están enmarcadas limitadas o ejercidas conforme a la constitución o legislaciones, con previo pedido del ejecutivo o autorización del legislativo.

Felipe VI de España es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Españolas pero, es de carácter simbólico. La función del rey como comandante en jefe y símbolo de la unidad nacional se ha ejercido, sobre todo en el golpe militar del 23 de febrero de 1981, en el que el rey Juan Carlos I se dirigió el país a la televisión nacional en uniforme militar, denunciando el golpe e instando El mantenimiento de la ley y la continuación del gobierno democráticamente elegido, desactivando así el levantamiento.

Notas

[i] Fueron Gabriel Cisneros Laborda (1940-2007), José Pedro Pérez Llorca (1940-presente) y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (1940-presente) en representación de la Unión de Centro Democrático, en representación de Alianza el abogado y economista Lcdo. Manuel Fraga Iribarne (1922-2012), Gregorio Peces Barba (1938-2012) en representación de Partido Socialista Obrero Español, en representación del Partido Socialista Unificado de Cataluña y del Partido Comunista Español Jordi Solé Tura (1930-2009) y Miguel Roca i Junyent en representación de las minorías vascas y catalanas. Para mayor detalle accedan a http://www.barcelonas.com/drafting-and-passing-1978-spanish-constitution.html.

Dios les bendiga

Política de España© 2017

Anuncios